Ruta Nocturna “Alcázar, Misterios y Leyendas”

Los rigores del verano en los pueblos de La Mancha convierten sus calles, durante el día, en casi fantasmagóricos escenarios vacíos. La vida se desarrolla de puertas para adentro, los muros de grueso tapial junto con las persianas y cortinas que cubre puertas y ventanas, protegen del rígido calor y toda la actividad diaria se hace en torno a los patios manchegos, oasis de suelos de barro y verdes plantas.

La noche en La Mancha es fresca cuando el Solano se apiada de sus habitantes y hace acto de presencia. Es en ese momento en el que calles y plazas retornan de su letargo y se llenan de vida, grupos de vecinos y vecinas se reúnen en corros “al fresco”, es tiempo de comentar los calores pasados y venideros, sucesos y acontecimientos del que siempre alguien tiene noticia muy directa, tiempo de rememorar viejas historias.

La noche evoca la narración de leyendas e historias; fantasmas, amores prohibidos, rituales esotéricos e infinidad de relatos que tuvieron como escenario y cómplice de sus intrigas la oscuridad y las sombras.

Es por ello que no se podrían contar de ninguna otra manera y momento lo que en la ciudad de Alcázar de San Juan, durante sus más de dos mil años de historia, ha ido ocurriendo. Es lo que aquellos que nos acompañen descubrirán y experimentarán con sus propios ojos durante la Ruta de Historias y Leyendas de Alcázar de San Juan cada viernes durante el verano.

Ruta Nocturna "Alcázar, Misterios y Leyendas"

free vector